Archivo del Autor: muebleseconomicos

El estilo minimalista en decoración e interiorismo

El estilo minimalista en decoración e interiorismo

El estilo minimalista se caracteriza por dar un ambiente futurista a cualquier habitación u hogar entero en el que se presente. Lejos quedó ese estilo barroco, sobrecargado, en el que cuantas más cosas hubiera en el salón, mejor. Todos recordamos perfectamente esas mansiones burguesas con lámparas ostentosas, grandes chimeneas, sofás de terciopelo de dos metros y mesas infinitas con sillas gigantes. Ese estilo quedó atrás para dar paso a algo mucho más sencillo en decoración, pero más bonito a la vista, el estilo minimalista, donde se impone lo básico, pero no por ello menos lleno de detalles. Por eso es el estilo del futuro, porque todos sabemos que menos, es más.

En este estilo se caracterizan los colores blancos, aunque no por ello tiene que dar la impresión de que la casa es fría, ya que se combina con otros colores. También data de importancia al espacio, se puede andar, pasar por cada lado de la habitación sin mover objetos y da sensación de amplitud. Sin duda no solo ahorra en espacio sino también en dinero, ya que no se necesitan decenas de cosas para conseguir la perfección de la idea que tengas en la cabeza, además de dar esa impresión de nuevo, moderno.

Detalles del estilo minimalista

Lo más importante a la hora de comenzar tu reforma a un estilo minimalista, es no sobrecargar la habitación. Como hemos dicho antes, antiguamente se optaba por el “cuanto más, mejor” pero ahora tienes que deshacerte de todo lo que no sea imprescindible sin renunciar al estilo que quieras darle.

También es importante recalcar que dentro del minimalismo pueden existir dos categorías, por un lado, el estilo nórdico, que se centra más en los blancos y colores muy claros, dando esa visión homogénea a todo el lugar a la par que futurista. Sin duda un estilo muy vistoso y que resalta a la vista.

Por otro lado, tenemos el minimalismo industrial, que es cuando salta a la vista por ejemplo los ladrillos de la pared, los muebles hechos de madera o con materiales industriales o las paredes a medio pintar. Sin duda este estilo se ha hecho muy sonado con el nacimiento del movimiento hipster, por lo que cada vez son más los que optan por esta categoría, ya que da un aire nuevo a la vez que vintage.

Otras de las opciones más interesantes del minimalismo es la posibilidad de jugar con los contrastes. Habitualmente las paredes no suelen tener muchas cosas colgadas o ninguna en absoluto, pero optar por ejemplo por un espejo, te dará como resultado una profundidad interesante, más si el piso es pequeño. De hecho, se puede colocar con un marco antiguo para jugar con ese contraste del que hablábamos. Mucha gente también suele colgar algún cuadro o print de un color que destaque en el blanco, algo que llame la atención y case perfectamente con el estilo que buscamos.

Incluso algún cuadro en 3D nos ayudará a lograr este objetivo, también las luces de neón darán el toque final a la habitación, ya que no hay nada actualmente que dé más señal de futuro. Puedes optar por colgar unas luces de neón detrás de un cuadro o debajo de los escalones. También debajo de la encimera de la cocina o detrás de los cuadros para que dar ese toque de futuro perfecto.

Y por supuesto, no hay que olvidar que en los detalles está la clave de todo. El minimalismo se define por pequeños objetos que bien “no deberían” estar ahí, o bien son objetos que tienen algo peculiar. Por ejemplo, mucha gente opta por poner piezas de objetos, algo que parezca roto o que le falte una pieza esencial. Esto hace que destaque, pero no demasiado, aporta un estilo nuevo, algo novedoso que es lo que buscamos.

Están muy de moda esos cuadros en los que parece que les falta un tercio, también vasos de diseño o piezas de vajilla. Todo esto ya depende de tu estilo, pero siempre recuerda que menos, es más, si sobrecargamos con muchos de estos objetos, se perderá el efecto minimalista que queremos darle. Ahora solo queda que encuentres lo que más te guste, juegues con los colores y los objetos.

Consejos para decantarte por un mueble u otro

Consejos para decantarte por un mueble u otro

Elegir los muebles perfectos para tu salón, habitación o cocina es una tarea que si bien no es complicada, sí que requiere de ciertos trucos, ya que es muy habitual ver muebles que no pegan en absoluto con la decoración general de la habitación, es algo en lo que se puede caer fácil cuando vas a una tienda y ves un sofá maravilloso o una mesita de noche preciosa, pero que sin embargo, cuando lo ves puesto, te das cuenta de que no pega ni con cola. En muebles económicos vamos a dar una serie de consejos para que esto no ocurra y consigas el estilo perfecto que estabas buscando.

Porque hay ciertos aspectos en los que hay que fijarse, uno de ellos es de los más evidentes, el color, ya que combinar colores es esencial para esto. Por ejemplo, si tienes un salón minimalista en el que predominan los blancos, meter un montón de colores aleatorios no va a favorecer mucho a la decoración, o por ejemplo si tu estilo es vintage y le metes colores muy chillones, probablemente destaque negativamente con todo el entorno. Otro de los puntos clave son los materiales, ya que combinarlos es algo complicado que puede quedar o muy bien o muy mal.

Elegir los muebles perfectos

Vamos a empezar por uno de los materiales que más se eligen para decorar por su elegancia, su adaptabilidad y sencillez, y este es la madera. Hay muchos tipos de madera y suele ser un error habitual combinarlos todos sin tener coherencia, por eso es recomendable que al menos los muebles más grandes como el sofá o las mesas, sean del mismo tipo de madera. Así como los colores de estos deberían ser más oscuros y los objetos más pequeños como mesillas o lámparas, irían en tonos más claros para una visibilidad mucho más bonita.

Y hablando de colores, la combinación de estos será totalmente clave, por ejemplo, en espacios más pequeños, los colores claros siempre serán un acierto, ya que son menos agobiantes y dan sensación de espacio. Si tu estilo es minimalista siempre optarás por los blancos y claros con algún toque de color, por ejemplo, si tu salón es muy amplio, podrás jugar mucho más con esto dándole casi cualquier color que te guste, pero siempre combinando los muebles, tanto sofá, como mesa del a tele, sillas…

Si hablamos solamente de los muebles de la cocina, la encimera es sin duda el principal espacio donde nos debemos centrar. Está claro que la madera o el granito dan una visibilidad muy bonita a todo el conjunto, pero deben cuidarse mucho, sobre todo la madera, habiendo constantemente cuchillos y tenedores, tiende a deteriorarse rápido. Por ello, si no quieres o no tienes tiempo para sus cuidados, quizá otro material como el cuarzo o el silestone, van a dar un toque elegante a toda la cocina. Y si combinas el mismo material con el lavabo, ganarás un dos por uno.

Por supuesto, otro de los puntos más determinantes para elegir un mueble es el espacio, de hecho, todo dependerá de ello. Coge siempre las medidas de tu salón o habitación que vayas a decorar, nadie quiere descubrir que no le cabe un mueble después de comprarlo. También determina en qué posición irán los muebles, normalmente entre la mesa baja que separa la tele y el sofá debe haber una distancia mínima para poder pasar sin tener que dar una voltereta en el aire.

También la forma de la habitación, si es cuadrada, rectangular o tiene aristas, para así determinar dónde podrían ir los muebles. Si el estilo que prefieres es el minimalista sin duda ayudará a dar una sensación de espacio importante, algo que no se consigue con otros estilos, aunque el consejo siempre es no sobrecargar las habitaciones, siempre menos, es más.

Y por último, cuanto más funcionales sean los muebles, mejor, ya que tener una estantería bonita que no puede sujetar ni un libro, probablemente te causará más desventajas que beneficios. A veces ni siquiera necesitarás esa estantería y otras conseguirás una más bonita y funcional si buscas un poco, porque tampoco hace falta gastar mucho para conseguir el objetivo de decorar tu hogar a tu gusto.

Tendencias en decoración e interiorismo en 2019

Tendencias en decoración e interiorismo en 2019

Como cada año, las tendencias cambian, evolucionan, como todo en la vida el cambio es algo inevitable y que hay que tener en cuenta, de igual manera que vamos a una tienda de ropa y el de repente el estilo de ropa ha cambiado radicalmente, con nuestra casa pasa lo mismo. Las tendencias de decoración siempre son un aliciente para aquellas personas que les encante redecorar sus habitaciones cada cierto tiempo, para la gente que se ha comprado una casa nueva y quiera hacerlo de cero o por supuesto, para los interioristas que quieran estar siempre al a última.

Por supuesto, hay muchas tendencias que cambian a algo nuevo, pero cada vez es más habitual que lo nuevo sea lo antiguo, por ello el estilo vintage es uno de los que más sigue eligiendo la gente a la hora de decorar su casa. Aunque si tenemos que decantarnos por un estilo que predominará en 2019 ese es el auténtico, porque ahora lo natural es lo mejor que puedes hacer, a mayor naturalidad, mejor. Aunque hay veces que se confunde la falsa naturalidad, lo cual solo nos perjudicará, pero ahora vamos a ver unos consejos para que estemos a la última en este estilo para este año.

El estilo de 2019

Lo primero en lo que nos fijamos son los colores, ya que hasta ahora veíamos mucho esos interiores totalmente blancos, en un estilo futurista muy interesante, pero ahora variará un poco, metiendo colores quizá algo más oscuros e incluso tiñéndolo habitaciones como la cocina toda de negro. Es un cambio grande, sí, aunque el estilo minimalista y futurista se mantienen. De hecho, cuanto más natural, mejor, combinar demasiados colores no será una de las tendencias, lo sencillo siempre nos hará ganar más.

Si nos fijamos en los materiales, siempre irán a juego con los colores, por lo que la madera siempre será una gran aliada. Aunque no la única, ya que el hormigón o el ladrillo a la vista también lo veremos mucho, ya que da ese ambiente de naturalidad que hemos dicho, lejos queda cuando se tenía que tapar cualquier imperfección, ahora lo imperfecto es lo mejor.

También materiales como el cristal serán bastante interesantes de combinar, el cristal tintado nos aporta cierta elegancia clásica que contrasta con otros objetos o muebles más futuristas. Pero no será el único, porque el terrazo cada vez se está imponiendo más en los hogares, es un estilo nuevo a partir de ese “despedazado” suelo o pared que veíamos hace muchos años en suelos o paredes. Aunque no es para todo el mundo, da un toque vintage a toda la casa.

Y, por último, si te preguntas qué clase de tejidos serán tendencia este año, como ya hemos podido ver desde hace unos meses, la pana ha vuelto para quedarse, aunque no sabemos por cuánto tiempo, pero no solo en la ropa, también en el hogar. Pero si no te llega a convencer del todo, también puedes optar por tejidos sostenibles que también se están imponiendo muy bien, y de hecho esperemos que no pase de moda pronto.

Solo queda que escojas tu estilo, ya sea el nórdico, con esos ambientes blancos, impolutos, o el japandi, que también se suele estar imponiendo entre los estilos más típicos. También tienes el estilo industrial minimalista, dejando de un lado toda decoración cargada y enseñando parte de los cimientos de la casa, objetos incompletos y muebles hechos con otros objetos como cajas o sillas puestas de estantería. Todo ello seguirá este año, ya que cuanto más natural hagas tu hogar, más moderno será, lo burgués ya pasó hace mucho tiempo.

Ideas y consejos para elegir los muebles de tu salón y su distribución

Ideas y consejos para elegir los muebles de tu salón y su distribución

¿Te acabas de mudar y quieres saber cuál es la mejor manera de decorar tu salón? O ¿Quieres hacer un cambio de look a tu cuarto de estar? Sin problema, hoy vamos a ver unos cuantos consejos que te van a ayudar a elegir la distribución de tu salón, para sacarle el máximo partido y que te sientas lo más cómodo posible, porque esa es la finalidad del salón, hacer que nos sintamos lo más confortables posibles, lo más felices y relajados que pueda ser. Y todo esto ayuda tanto la distribución de los muebles, como la colocación de las luces en la habitación.

Está claro que cada salón es un mundo, los hay de forma cuadrada, rectangular, circular o incluso que no respetan ninguna de estas formas, concretas. Pero hay ciertas cosas que hay que tener en cuenta, porque para decorar hace falta mirar cada centímetro, de hecho, cada milímetro. Por ejemplo, es importante que la zona más iluminada sea la del comedor, o sea, donde estén la mesa y las sillas. Y donde se encuentren el sofá y la televisión, menos iluminada, ya que no hace falta. También es importante remarcar que las zonas de paso deberían tener entre 80 y unos 100 cm para pasar con comodidad y sin problemas. Si nos fijamos en la mesa del centro, la que se coloca entre la tele y el sofá, debería haber unos 40 cm para evitar golpes en las piernas y demás. Y entre el sofá y las mesas de los lados donde puede haber alguna lámpara, con 15 cm serían suficientes.

El sofá, la piedra angular del salón

Está claro que es la pieza más importante de todo el salón. Por un lado, es donde más tiempo pasarás y por otro, delimitará la zona de la tele con la del comedor, por ello es muy importante saber dónde irá. Aunque igual de importante es saber cuál escogerás, si eliges uno en tonos claros y pastel, te será más sencillo combinarlo con los demás muebles, aunque eso ya es una elección personal.

Adapta el salón a ti

Hay varias preguntas que te ayudarán a saber cómo quieres que sea el salón, por ejemplo ¿Cuánto espacio necesitas realmente? Es una cuestión básica, por ejemplo, si lo que quieres es ver la tele de forma relajada y lo más a gusto posible, deberías poder dibujar un círculo en el suelo que sea de unos 2,5 metros de diámetro.

También es importante tener en cuenta cuántas personas sois en casa, si tenéis muchas visitas y el uso que le daréis cada día. Al igual que ser lo más flexible que puedas te ayudará no solo en el día a día si no a hacer cambios en el futuro. Por ello, cuanto menos pesados sean los muebles, más fácil será todo.

Por último, aunque muchas veces queremos meterlo todo en el salón, más aún si vives con alguien y las dos cabezas luchan, lo mejor es no cargarlo demasiado, con un par de cosas basta para que quede mejor.

Ventajas de un edredón nórdico

Ventajas de un edredón nórdico

Cuando se acerca el invierno hay que buscar maneras de protegerse del frío. Es entonces cuando toca preparar nuestra cama como refugio caliente al exterior.

Hay quien decide hacerlo mediante mantas tradicionales y otros optan por un consistente edredón nórdico. Son muchas las ventajas de estos últimos y te las vamos a contar todas.

Son muy cálidos

La principal está clara, abrigan mucho. Esto es lo más importante para el invierno, a la hora de dormir necesitamos mantener una temperatura corporal elevada.

Lo podemos conseguir con varias mantas o mediante un grueso edredón nórdico. Su relleno de plumas, plumón o de material sintético nos abastece de un calor mucho mayor que una fina manta.

Al prescindir de capas nos resulta más fácil la tarea de hacer la cama al día siguiente y nos quita del agobio de dormir con varias capas encima. Además, su escaso peso favorece la sensación de ligereza.

Comodidad

Este punto es muy subjetivo y depende de cada persona. Si te gusta dormir ‘aplastado’ por mantas, esta no es tu opción. Por el contrario, si prefieres no tener muchas capas encima y notar el tacto suave de los edredones, esta sí es tu elección idónea.

Debido a su menor peso, te permitirá moverte por la cama haciendo menos esfuerzo. Para los más frioleros, también pueden alternar con mantas y edredón, de tal manera que pueden disfrutar de las ventajas de cada tipo.

Previenen alergias

Las mantas y colchas tradicionales facilitan el acumulamiento de ácaros de polvo, lo que provoca alergias a muchas personas. Estos micro arácnidos prefieren las texturas naturales como la de la lana de las mantas.

El tejido del edredón hace más difícil que el polvo se mantenga sobre su superficie y es menos susceptible de coger ácaros.

Muchos alérgicos sin duda agradecerán este punto, no hay nada peor que dormir rodeado de pañuelos y estornudando.

Higiene

Íntimamente relacionado con el punto anterior. Además de prevenir el polvo, un edredón nórdico se puede retirar y lavar fácilmente en la lavadora.

Los fabricantes recomiendan lavar el edredón una vez a la semana, de la misma manera que las sábanas. La recomendación para las mantas es lavarlas una vez al año, sin embargo, son más difíciles de limpiar. No se pueden meter a la lavadora, sino que se debe hacer manualmente con jabón neutro.

Transpiración

Uno de los tipos de relleno que pueden llevar los edredones nórdicos es el plumón (es distinto de la pluma o los materiales sintéticos). Este tipo de material favorece una transpiración óptima.

Se trata del mejor aislante natural transpirable que existe hoy en día. Las mantas de lana te pueden calentar en tiempo récord, especialmente si son gordas, pero no transpiran como lo hacen este tipo de edredón.

Decoración

Este punto es subjetivo y depende de cada uno, pero los edredones nórdicos dan un toque de elegancia y sutileza a la habitación.

Llevan una funda que se puede intercambiar con otras de tu gusto. De esta manera podrás renovar el ambiente de tu habitación y darle un toque distinto cada vez que quieras.

Al igual que a la hora de elegir colchón, optar entre edredón nórdico u otro tipo de textil para dormir dependerá de cada persona. Dependerá de varias características de esa persona: es o no friolera, tacto preferido, sensibilidad al dormir con peso encima, duerme en pareja o solo…

Para los más fans de este tipo de telas, un consejo: para aumentar la durabilidad del edredón nórdico, es recomendable guardarlo en una bolsa de algodón transpirable durante el verano. Así se mantendrá en perfecto estado esperando para calentarte los inviernos.

Consideraciones antes de comprar un canapé abatible

Consideraciones antes de comprar un canapé abatible

El canapé abatible es uno de los grandes inventos para ganar espacio en las habitaciones. La superficie superior de la cama se abre permitiéndote guardar mantas, ropa de invierno o tu fortuna secreta, eso ya depende de ti.

El uso que le des lo eliges tú, pero algo general son las consideraciones a tener en cuenta antes de decantarte por esta opción.

No todos los canapés son iguales y, a la larga, podrías pagar una mala elección. Estos son los puntos más importantes en los que fijarte:

Estructura

Es importante que posea una estructura resistente. De lo contrario, con el paso del tiempo podría sufrir deformaciones de soportar el peso de cuerpo o la dinámica de apertura.

Pueden estar hechos con bases tapizadas o con láminas. Los primeros suelen ser de base rígida y generan mayor sensación de firmeza, mientras que los de láminas poseen más suavidad. Esto repercute solo en las preferencias de cada usuario, pero conviene tener en cuenta que si pretendemos combinar colchones de látex con canapés de bases tapizadas, estaremos juntando dos materiales de poca transpiración. Lo ideal sería optar por otro colchón u otra base de canapé.

En el caso de las láminas, el material del que estén fabricadas hará la diferencia entre un buen o mal canapé. Por ejemplo, es de mayor calidad la madera de haya que la madera de densidad media.

En cuanto a las ventajas de la base tapizada, una muy importante es su cierre total del interior, evitando que entren partículas de polvo.

En cuanto al material puede ser de madera o hierro acerado. Este último posee mayor resistencia, sin embargo, ambos materiales pueden ser buenos si están bien fabricados.

Por último, deberemos tener en cuenta la capacidad de almacenaje. Tendremos que calcular lo que queremos meter y el espacio que tenemos disponible. Esto dependerá en gran medida de la altura del canapé.

Apertura

Se puede abrir de dos formas principalmente: elevación frontal o lateral.

La frontal es la más común, elevando el colchón desde los pies hacia el cabecero de la cama.

La lateral suele dividirse en dos mitades, donde cada una de ellas se abre independiente de la otra. Suele ser una gran solución si no quieres compartir tu espacio con tu pareja.

Una acción a realizar es cerciorarse de que posees suficiente espacio para el tipo de apertura elegido.

El sistema de apertura también es variado. Lo más recomendable es una apertura mediante pistones de gas. Posee un gran aguante al deterioro con el uso. Además, suelen ser muy silenciosos.

Puede ser ideal una apertura semiautomática que nos facilite el trabajo. Para una zona destinada al descanso no tendría sentido tener que realizar grandes esfuerzos al abrirlo.

Seguridad y garantía

La seguridad es un aspecto muy relevante. Hay que evitar accidentes cuando se está buscando algo en el espacio que dejan los canapés abatibles.

El canapé debe incluir una varilla de sujeción de calidad y de materiales duros para evitar que se pueda venir abajo una vez abierto.

Si elegimos la base tapizada antes mencionada, el tejido debe ser antideslizante para evitar que se desplace con los movimientos que hagamos al dormir.

Existen certificados de calidad, como el ISO 9001, que verifican el correcto funcionamiento de ese canapé. Es importante que los tenga ya que de lo contrario nada nos garantiza que cumpla los estándares mínimos exigidos. Si no es así, puede ser útil optar por el que nos ofrezca mayores facilidades de devolución.

Siempre vienen, o deberían venir, con dos años de garantía. Tiempo suficiente para verificar que no hay ningún fallo de fabricación y todo funciona a la perfección.